defensa.com

Ejércitos, armamento, tecnología en la web

Thursday
Sep 18th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home ARTICULOS Reportajes La Armada refuerza sus medios en Canarias

La Armada refuerza sus medios en Canarias

Correo electrónico Imprimir PDF

El reciente refuerzo de la capacidad de la Armada en Canarias, con la asignación de los dos primeros Buques de Acción Marítima (BAM) al Mando Naval del Archipiélago, demuestra el gran interés en dotar de una importante capacidad en este ámbito a esas islas, tan fundamentales para nuestro país.

La asignación de los 4 BAM de la primera serie al Mando Naval de Canarias se enmarca en la labor de racionalización logística que está realizando la Armada, que quiere tener basados todos los navíos de la misma serie en una misma base. La incorporación de los nuevos navíos conlleva, además, una completa modernización del Arsenal de Las Palmas para facilitar las operaciones con este complejo y polivalente sistema naval. La racionalización del material ha hecho que los patrulleros P-72 Centinela y P-63 Arnomendi, que estaban basados en el Arsenal, hayan pasado a Ferrol (La Coruña) y Cartagena (Murcia), respectivamente. En el trasfondo de la asignación de los modernos BAM a Canarias está igualmente el aumento de la capacidad de la presencia española en el Atlántico Sur y en África, uno de los continentes claves en el Siglo XXI.

La incesante labor de la Armada en Canarias ha estado siempre en un discreto segundo plano en lo que se refiere a su reflejo en los medios de comunicación. Esta situación empezó a cambiar en la primavera del año 2006, cuando comenzó la denominada crisis de los cayucos. Fue entonces cuando las televisiones de ámbito nacional y, por ende, la opinión pública en general se dio cuenta de la necesidad del disponer de medios de acción del Estado en esta vital zona de España sita en pleno Océano Atlántico. Igualmente, se vio que, para solucionar la situación, las Fuerzas Armadas y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado debían extender su trabajo a las relativamente cercanas costas de África para hacer frente al grave problema de la inmigración ilegal.
Así, la crisis llevó a poner en marcha en mayo de 2006 por parte del Ministerio de Defensa la operación Noble Centinela, a la que el Ejército del Aire (EA) aportó 3 aviones de patrulla marítima y la Armada 3 buques patrulleros, participando en total 7: 6 del Mando Naval de Canarias (los 3 de la Clase Anaga, los 2 Infanta Elena y el Centinela), más el Serviola, procedente del Ferrol (La Coruña). Durante aquellos meses comenzó el despliegue de los medios aéreos y navales de la Guardia Civil, Policía Nacional y Fuerzas Armadas en los países de origen de la inmigración: Mauritania, Senegal, Gambia y Cabo Verde, un arduo trabajo que enseguida comenzó a dar sus frutos, propiciando una bajada progresiva de la llegada de los sin papeles a Canarias, hasta casi desaparecer como vía de entrada a Europa.
No obstante, la Armada mantiene en alerta uno de sus patrulleros en el referido Arsenal, listo para hacerse a la mar en solo 6 horas, de volver a surgir el problema. Todo esto sin descuidar la ingente labor de tener que cubrir un área de responsabilidad de casi 1.500.000 km2. del Océano Atlántico, que forman la amplia Zona Económica Exclusiva (ZEE), por la que se estima que transitan más de 60.000 barcos mercantes cada año y miles de aeronaves. Además, para Canarias y para España es vital el mantenimiento de las vías de comunicación marítima con la Península, tanto para su comercio interior como exterior.

La organización de la Armada en Canarias
La actuación de la Armada en Canarias es tan antigua como la incorporación del archipiélago a España, allá por el Siglo XV. Aunque su presencia permanente está vinculada sobre todo a la puesta en funcionamiento del Arsenal de Las Palmas en 1947, hasta 1948 no lo fue de forma oficial. Esta instalación,  sita en el interior del Puerto de la Luz, en las Palmas de Gran Canaria, es la principal dependencia de la Armada en esas islas. El Arsenal es básicamente un centro logístico que da apoyo a los navíos basados en él o que hagan escala allí. Al mando de esta instalación está el capitán de navío Juan Carlos Soler y Garcia, que, a su vez, depende de las órdenes del AJAL (Almirante Jefe de Apoyo Logístico), que tiene su sede en Madrid.
Para llevar a cabo sus funciones, el Arsenal tiene asignada una plantilla de unas 250 personas: 170 miembros de la Armada y 80 civiles. No obstante, dentro de la organización de la Marina, el principal mando en el archipiélago y jefe operativo es el  comandante del Mando Naval de Canarias (ALCANAR), cargo que actualmente asume el contralmirante Salvador Delgado Moreno, quien asumió el puesto el 11 de abril de 2011. Auxiliado por su Estado Mayor, tiene bajo sus órdenes directas a la Comandancia Naval de Las Palmas y las ayudantías navales del Puerto del Rosario (Fuerteventura) y de Arrecife (Lanzarote), en la provincia de Gran Canaria, mientras que en la de Tenerife están bajo su mando la Comandancia Naval de Santa Cruz de Tenerife (Tenerife) y las ayudantías de Santa Cruz de La Palma, San Sebastián de La Gomera y de El Hierro.
También los navíos basados en Canarias están bajo las órdenes del ALCANAR, que a su vez depende orgánicamente del ALMART (Almirante de Acción Marítima), que es quien encabeza la Fuerza de Acción Marítima (FAM), que tiene su sede en Cartagena (Murcia) y responde a la Flota, con Cuartel General en Rota (Cádiz). En lo referente a la cadena de Mando, recordemos que sólo en el caso de Canarias las comandancias y ayudantías no dependen directamente del ALMART, sino del ALCANAR, dada la lejanía geográfica, en aras de una mejor gestión. Además, le corresponde la coordinación con los Mandos del Ejército de Tierra (ET), el EA y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la representación institucional de la Armada en la Comunidad Canaria.
Otra de la unidades que dependen jerárquicamente del ALCANAR es la de Buceo de Canarias y el Centro de Apoyo Informático (CAI), que tiene sede en el Arsenal, y las instalaciones de transmisiones sitas en la isla de Gran Canaria: El Picacho (Arucas) y Almatriche (Las Palmas). Las labores de protección son responsabilidad de  la Unidad de Seguridad de Canarias (USCAN), una fuerza compuesta por unos 200 miembros de la Infantería de Marina, mandados por un teniente coronel, que forma parte de la Fuerza de Protección (FUPRO), a su vez dependiente del  COMGEIM (Comandante General de Infantería de Marina), con Base en San Fernando (Cádiz), lo que constituiría la tercera pata de la organización de la Armada en el archipiélago. La principal misión de esta Unidad es proporcionar protección y seguridad física a las bases, instalaciones, organismos y personas de la Armada en el archipiélago canario.
Varios EOS (Equipo Operativo de Seguridad) de la unidad han desarrollado sus funciones a bordo de los buques de la Armada durante sus misiones en el exterior, como es el caso de la Operación Atalanta o en los despliegues en África Occidental. Finalmente, reseñamos que en el Arsenal trabaja un Organismo de Apoyo al personal, que depende de la Jefatura de Personal, sita en el Cuartel General de la Armada en Madrid, que sería la cuarta pata de la organización descrita. Se trata de una organización compleja, que se engrana perfectamente a través de reuniones de coordinación semanales, en las que se dan las novedades que aseguran la eficacia del sistema.

Navíos de la Armada en Canarias
En el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria tienen base permanente los siguientes navíos: 
• Clase Meteoro: P-41 Meteoro, P-42 Rayo y antes de fin de año llegarán los otros 2 que componen la primera serie: el P-43 Relámpago y el P-44 Tornado.
• Clase Anaga: P-22 Tagomago, P-25 Grosa y P-26 Medas. Está  previsto darlos de baja a los 3 no antes de 2015. Son los últimos que quedan de esta Clase y entraron en servicio a principios de los años ochenta, quedando bautizados desde su entrega con el apodo de los tacañones, debido a lo anticuado y barato de su pieza principal, un veterano cañón estadounidense de 76,2 mm., en vez de una moderna pieza automática Oto Melara del mismo calibre.
• Clase Infanta Elena: P-78 Cazadora y P-79 Vencedora.
Volviendo a Canarias, reseñamos que el Grosa no volverá a navegar, tras ser pasado a la inmovilización previa a su baja, si no surge un caso de fuerza mayor. También los 2 patrulleros del tipo Infanta Elena se retirarán en el año 2015, aunque antes cambiarán su base a Cartagena, donde se reunirán todos los de esta Clase. La estratégica situación del Arsenal le lleva a acoger y prestar apoyo a todos los navíos de la Armada, que, sobre todo en tránsito hacia America del Sur, hacen escala en el archipiélago, así como a los de naciones aliadas y amigas, como Brasil.
También sirve de vital punto de apoyo a  ejercicios navales internacionales que tienen como escenario el Atlántico Sur en los que participa la Armada, como fueron el Majestic Eagle-04 o el Steadfast Jaguar-06. Destacamos, en el ámbito nacional, las maniobras Sinkex. En el curso de estos ejercicios se suele hundir algún navío, previamente dado de baja. Así, en 2007 se remolcó y utilizó como blanco la fragata F-73 Cataluña. En septiembre del año siguiente fue su hermana de serie, la F-72 Andalucía, la hundida por la acción de los aviones AV-8B Harrier del Príncipe de Asturias y de diferentes navíos durante el ejercicio Sinkex 08.

Importante instalación para la defensa del archipiélago
Actualmente el Arsenal de Las Palmas ocupa una superficie de 105.000 m2., en los que se asientan un buen número de edificios e instalaciones de la Armada. En sus muelles pueden atracar hasta 6 buques de 150 m. de eslora abarloados en el muelle principal, el nº 1, más un número similar de navíos de hasta 80 m. en el resto, uno situado al Norte del Arsenal, y los interiores. Además, en sus instalaciones atracan otros navíos de diferentes servicios estatales, como son los de Aduanas y el barco hospital Esperanza del Mar, del Instituto Social de la Marina.
El Arsenal se encuentra sito en el interior del Puerto de la Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, circunstancia que entraña tener que reforzar las labores de seguridad, aunque sobre todo supone ventajas, como la posibilidad de utilizar las infraestructuras y servicios de uno de los mayores y mejores puertos de España. Hay que reseñar la gran colaboración existente entre los mandos de la Armada y la Autoridad Portuaria del Puerto de la Luz. Cuenta con una amplia plataforma reservada a la toma y despegue de helicópteros, normalmente utilizada por los Eurocopter AS332 Super Puma del 802 Escuadrón del EA (Ejército del Aire) y, más ocasionalmente, por los Agusta-Bell AB-212 del Batallón de Helicópteros de Canarias del ET (Ejército de Tierra).
Canarias es el sitio donde la colaboración entre los tres Ejércitos es más estrecha y eficaz. Los patrulleros basados en Canarias cooperan en múltiples ejercicios con los cazabombarderos F/A-18 Hornet del Ala 46, que tienen su Base en Gando, apenas 20 km. al Sur del Arsenal, propiciando el entrenamiento en maniobras antibuque de los aviones y de defensa antiaérea de los navíos. Los patrulleros del tipo Anaga se encargan de remolcar los blancos aéreos hasta las zonas de tiro que utilizan los Hornet, así como de evitar la entrada de embarcaciones en las deltas delimitadas para el tiro. Asimismo, se realizan simulacros de búsqueda entre los patrulleros y los Fokker F27 del citado 802 Escuadrón SAR.
Volviendo a la colaboración entre los helicópteros del EA y los patrulleros de la Armada, éstas son constantes, realizando misiones tipo VERTREP, búsqueda de náufragos, de interdicción naval y de transporte táctico y despliegue mediante la técnica de fast-rope de las fuerzas de Infantería de Marina. También se coordinan ejercicios con el Grupo de Alerta y Control del EA, denominado Papayo, comparando las lecturas de trazas aéreas que da éste con las obtenidas de los radares y los link de los navíos sitos en Canarias, labor que  ayuda a mejorar la precisión y eficacia de los sistemas de detección mutuos. Respecto al ET, la Armada vigila las zonas marítimas que utilizan los regimientos de Artillería Antiaérea y de Campaña, en Las Palmas y Tenerife respectivamente, donde realizan prácticas de tiro.
Mientras, el Ejército facilita sus campos de entrenamiento en las islas, especialmente el de Pájara (Fuerteventura), para que los infantes de Marina realicen su adiestramiento de combate y prácticas de tiro. También a veces se hacen prácticas de combate conjuntas y se hacen despliegues utilizando las aeronaves de ala rotatoria AB-212 y UH-1H del Batallón de Helicópteros de Canarias, que tiene base en Los Rodeos (Tenerife). Aunque en Canarias no existe un Mando Conjunto, se realiza una importante labor de coordinación, que consiste en la creación de un calendario de planeamiento conjunto entre la Armada, el ET y el EA a primeros de año. A esta reunión se suceden las trimestrales, en las que se coordinan las fechas exactas y los detalles de los ejercicios comentados.
Volviendo al Arsenal, comentamos que en el año 2000 la Agrupación de Infantería de Marina de Canarias, que tenía la antigua designación de la USCAN (Unidad de Seguridad de Canarias), se trasladó allí desde el Cuartel Manuel Lois, sito en el Barranco de Guanarteme (Las Palmas de Gran Canaria). También acoge a la Unidad de Buceo, CAI, Clinica Naval; alojamientos logísticos de oficiales, suboficiales, marinería y tropa; Servicio Religioso y Depósito de Militares Detenidos. Entre las obras realizadas tras la desaparición del Servicio Militar Obligatorio y la incorporación de la Marinería y Tropa Profesional, estuvieron las de reconversión de antiguos sollados en unos modernos y funcionales alojamientos.

Adaptándose a los BAM
Quizás el punto de mayor interés informativo de la Armada en Canarias es la progresiva modernización del Arsenal, de cara a basar allí los BAM, que le está convirtiendo en una de las instalaciones tecnológicamente más avanzadas de las Fuerzas Armadas. Estas mejoras incluyen un sistema de última generación, que le otorga la capacidad de gestionar desde tierra el Sistema Integrado de Control de la Plataforma (SICP) de esos buques cuando estén atracados allí. Esta última posibilidad permite dejar los navíos completamente apagados y vacíos y vigilarlos desde el nuevo Centro de Vigilancia en Tierra (CVT).  Este sistema sirve también para extender su vida operativa y ampliar sus tiempos de servicio entre periodos de mantenimiento.
En 2005, mediante el documento Requisitos de Estado Mayor Buque BAM, ya se determinó a qué navíos debían sustituir éstos, además de decidirse que sería el Arsenal de Las Palmas donde tendrían su base. Para adaptarse a esta incorporación, se ponía en marcha una modernización de las instalaciones, cuya hoja de ruta se redactó a principios de 2008 con el título de: Rehabilitación del Arsenal de Las Palmas para el estacionamiento de patrulleros de la clase BAM. Este arduo trabajo también incluye la formación adicional del personal que debe dar servicios a unos navíos tan complejos como éstos.
En julio de 2009, la Secretaría de Estado de la Defensa aprobó el plan expuesto en dicha acta, estando actualmente en fase de ejecución por parte de la Dirección de Infraestructura de la JAL (Jefatura de Apoyo Logístico). Las actuaciones se refieren a 5 apartados fundamentales del Arsenal: Electricidad, Contraincendios, Depuración de aguas negras y grises, Aire comprimido y Comunicaciones. Para canalizar estos trabajos, en 2009 se creaba la Oficina de Control de la Configuración, que depende de la Jefatura Industrial del Arsenal.  Ya está totalmente en marcha y finalizaba a finales del año pasado la actualización de la configuración del apoyo a los patrulleros de la Clase Anaga, como paso previo para la configuración de la clase Meteoro.
Respecto al apartado de electricidad, se está dotando al Arsenal de una línea con capacidad de trasmitir 20.000 voltios, mediante un presupuesto de casi de 3 millones de euros, necesaria para satisfacer las necesidades de potencia de los BAM, que es muy superior a las de los  patrulleros anteriores. El nuevo sistema consiste en una serie de convertidores y transformadores que toman la luz de la red eléctrica de la isla. También, y en caso de fallo de la corriente, se le está dotando con un nuevo sistema de generadores, tanto fijos como portátiles, que aseguren la tensión que necesita para trasmitir a los BAM. La idea es poder suministrar desde puerto toda la corriente necesaria y poder tener los barcos apagados.
Respecto a contraincendios, se dotará al Arsenal de un nuevo sistema de bombeo de agua del mar, mucho más potente. La idea  no es solo dotar de una mayor presión a los puntos donde se fijan las mangas, sino también suministrar a los BAM la entrada de agua marina a presión con la que refrigerar algunos de sus sistemas. Ambas labores se podrán realizar desde el Arsenal, activando a golpe de ratón el SICP de los buques. También se construye una nueva instalación de aire comprimido para el arranque de los motores diesel de los navíos y el uso de diferentes herramientas de a bordo. En el importante terreno de las comunicaciones, se instalan en el Arsenal nuevas redes, que incluyen líneas de telefonía fija, vía satélite y fibra óptica. Mediante esta última funciona el sistema de mensajería interna SACOMAR.

Fibra óptica y Taller de Soporte y Central de Vigilancia
Pero la fibra óptica es, sobre todo, fundamental para asegurar la conexión el SICP de todos los BAM que puedan estar surtos en Las Palmas. Así, desde el Arsenal se podrá controlar la mayor parte de los sistemas y anomalías del cuarteto de buques de este tipo: motores, compresores, generadores eléctricos, refrigeración, etc., lo que será un excelente sistema de detección de averías… Aunque quizás el punto más importante es el control de los tripulantes, que, gracias a sus tarjetas con un chip personalizado, se puede detectar donde están y dar la alerta en caso de caída al mar. Destacamos en este punto el gran número de señales que gestionan sus sistemas de control, en torno a 16.000 señales, lo que destaca frente a las 4.000 del Buque de Aprovisionamiento para el Combate (BAC) Patiño, que fue el pionero en esta innovación de control, entregado a la Armada es 1995. Hay que mencionar  que navíos tan importantes como las fragatas F-100 gestionan 12.000 señales.
Aquel mismo año se creaba el denominado Taller de Soporte, que ha empezado sus trabajos dando apoyo a diversos elementos de los patrulleros de la Clase Infanta Elena. Aparte de la labor a favor de dichos navíos, los trabajos han servido para ir acumulando la experiencia necesaria para hacerse cargo del mantenimiento de los sistemas y equipos de los BAM, una tarea que cuenta con el apoyo de técnicos de Indra, que ha diseñado y construido buena parte de sus sensores de los referidos navíos. Entre los diferentes aparatos de medida con los que se equipa el taller mencionamos un analizador de redes, un generador de señales para calibración del sistema y un banco de pruebas del sistema RIGEL, un banco de pruebas de sistemas IFF y un simulador DIANA.
En breve se incorporarán un banco de pruebas de RF, dos bancos y un simulador del radar Aries, un equipo de mantenimiento y unidades auxiliares del sistema DIANA y accesorios y unidades auxiliares del sistema RIGEL. Igualmente, la llegada de los BAM hará necesaria la instalación de un Centro de Vigilancia en Tierra (CVT), en el que se centralizarán los sistemas de seguridad y control del SCIP de estos buques. El nuevo CVT integrará todas las nuevas instalaciones de cámaras de control con las ya existentes, utilizando como central de operaciones el nuevo edificio de guardia de buques.

Historia
En el año 1932, la Asociación de Exportadores Fruteros de Las Palmas comienza la construcción de un muelle sobre las ruinas del castillo de Santa Catalina, muy cerca del centro histórico de la capital de la provincia de Gran Canaria. Fue concebido en forma de L, con una superficie de 6 hectáreas, y 800 m. de línea de atraque y un calado de 8 a 9 m. En 1940, a principios de la II Guerra Mundial, con motivo de la continuada presencia en el puerto de buques de países beligerantes, el entonces Ministerio de Marina y Aire toma la decisión de establecer un Arsenal en las Islas Canarias para el mantenimiento de una escuadra de buques de carácter permanente. En 1941 es expropiado a la Junta de Obras del Puerto el Muelle Nuestra Señora del Pino.

Previamente, a finales de julio de 1940, llegaron al muelle del futuro Arsenal, a bordo del buque de la Gerencia de Buques Mercantes para Servicios Oficiales Castillo de Coca los primeros 24 cazas Fiat CR-32 con los que el incipiente EA iniciaba también su presencia permanente en Canarias, tras asentarse en el aeródromo de Gando, sito al Sur de la capital provincial. En 1948 queda constituido formalmente el Arsenal de Las Palmas, asentado sobre el muelle Nuestra Señora del Pino, la Base de Hidroaviones del EA y terrenos comprados a diversos propietarios, comenzándose la construcción de varias edificaciones, siendo nombrado como su primer jefe el capitán de navío Fernando Meléndez Bojart.

Los primeros buques militares que tuvieron base en el Arsenal fueron el cañonero Canalejas, por entonces un moderno navío, y el veterano guardacostas Arcila, un antiguo arrastrero armado que antes había servido con la Royal Navy. Durante la década de los cincuenta, y ante el previsto despliegue de submarinos en Canarias, se construyen dos pantalanes para este tipo de buques. En 1973, con motivo de la construcción de la Avenida Marítima y para adaptarse al nuevo planeamiento urbano de la ciudad de Las Palmas, se retranquean más de 10 m. hacia el interior la puerta y muros de la Base, quedando definitivamente el Arsenal definido con sus actuales límites.

 

 

 

Julio Maíz

Fotorafías:

·Primera toma de un helicóptero en el BAM “Meteoro” realizada por un Sikorsky SH-60B “Seahawk” de la 10ª Escuadrilla de la Armada (foto BAM “Meteoro”).

·El “Tagomago”, de la Clase “Anaga”, en primer plano. Este patrullero fue atacado el 21 de septiembre de 1985 por el Frente Polisario, cayendo mortalmente herido el cabo segundo José Manuel Castro Rodríguez (foto Julio Maíz).

·Atracados en el muelle del Arsenal podemos ver, en primer plano de proa, al patrullero de altura P-79 “Vencedora” y detrás, de popa, a los BAM “Rayo” y “Meteoro” (foto Julio Maíz).

·El Arsenal Militar es sede también de las lanchas patrulleras del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), en primer plano. Al fondo se puede ver el patrullero de altura P-78 “Cazadora” (foto Julio Maíz).

·El BAM “Rayo” atracado en el muelle exterior del Arsenal Militar de Las Palmas (foto Julio Maíz).

·Las modernas consolas del sistema de combate SCOMBA, desarrollado por Navantia, que equipa a los BAM (foto Julio Maíz).

·La colaboración entre la Armada y el 802 Escuadrón de SAR es constante: en la imagen vemos un helicóptero “Super Puma” de dicha Unidad y un patrullero de la Clase “Anaga” (foto 802 Escuadrón).

·El Arsenal Militar de Las Palmas está sito en el Puerto de la Luz. Este último es destino de numerosos transatlánticos, como el “Aida Sol”, que se ve al fondo del patrullero de altura  P-79 “Vencedora” (foto Julio Maíz).

·Infantes de Marina de la USCAN realizando prácticas de "rappel" en el Arsenal Militar de Las Palmas, al que proporcionan seguridad (foto Julio Maíz).

·El “Meteoro” navegando en aguas cercanas al Estrecho. En su cubierta de vuelo se puede ver un Hughes 500 de la 6ª Escuadrilla de la Armada, que da idea del gran tamaño de la cubierta de vuelo (foto BAM “Meteoro”).

·El Arsenal Militar de Las Palmas está sito en pleno centro de Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad más poblada del archipiélago canario (foto Julio Maíz).

·Dos patrulleros de la Clase “Anaga” abarloados. Al fondo se ve uno de los nuevos BAM, el “Meteoro” (foto Julio Maíz).

·Los BAM están dotados de dos montajes simples de cañones automáticos M212 “Bushmaster” de 25 mm., de tiro remoto (foto BAM “Meteoro”).

·Los dos primeros BAM en el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas. Al final se puede ver al patrullero de altura “Vencedora” (foto Julio Maíz).

 
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian
Banner
Banner
Banner